Un huerto solar es la alternativa de aquellos pequeños empresarios que desean invertir en terrenos productivos con instalaciones que les permitan crear su propia energía. Sin embargo, cada vez hay más corporaciones uniéndose a esta nueva forma de hacer negocio de manera ecológica.

¿Por qué el mercado de los huertos solares está creciendo? Según el plan de energía y clima que proyecta el Estado para el 2030, el 75% de la energía en España será renovable. Y sin duda, es la energía solar la opción con mayor rentabilidad de todo el grupo de las renovables.

¿Quieres saber qué es y cómo funciona un huerto solar? Como expertos en instalaciones fotovoltaicas para el aprovechamiento de la energía natural, te invitamos a leer todo sobre huertos solares, recursos para la instalación; rentabilidad; tipos; ventajas y mucho más.

Conoce qué es un huerto solar y cómo puedes instalar uno

Además de ser una excelente opción para invertir, un huerto solar es una de las formas más versátiles de generar energía con posibilidades de ahorro. Se trata de una especie de parque solar, tal y como lo conocemos, pero a menor escala. ¿Su objetivo? Vender de forma directa su producción eléctrica, a la red convencional.

Incluso, un huerto solar podría prestar servicio eléctrico a pequeñas comunidades de usuarios, o autoabastecerse y posteriormente, vender los excedentes a determinada red. En efecto, esta última alternativa, permite a las instalaciones tener mayor rentabilidad.

En resumen, un huerto solar se contempla como una instalación colectiva o individual de paneles solares fotovoltaicos. Estos, generan la cantidad de energía suficiente como para satisfacer la demanda de un núcleo empresarial o poblacional; pero también, para su comercialización a distribuidoras.

Si te interesa invertir en tu propio huerto de energía fotovoltaica, es necesario que cuentes con un espacio adecuado para albergar todos los paneles. También,  necesitas tener definidos los recursos, gastos y permisos para el desarrollo del proyecto. Veamos un poco más.

¿Cómo instalar un huerto solar?

Si cuentas con un terreno para instalar las placas solares, lo primero que debes considerar, es una evaluación de este. Comprueba si el espacio es viable para realizar este tipo de trabajos, y califícalo. Por lo general, el terreno debe ser específicamente para estas instalaciones.

En ese sentido, el terreno deberá ser calificado como industrial. Si resultara ser residencial, rústico, etc., deberás hacer gestiones en el ayuntamiento para  recalificarlo. Una vez legalices la evaluación del huerto, tendrás que hacer una solicitud de punto de conexión a la distribuidora de la zona.

Si la compañía deniega el punto a causa de la falta de capacidad de la línea, la distribuidora deberá ofrecer una conexión alternativa. Así mismo, la Red Eléctrica deberá hacer un IVA o Informe de Viabilidad de Acceso, favoreciendo todo el proceso.

Asimismo, deberás elegir la estructura indicada que permita sostener los paneles solares. Como hay diferentes tipologías, debes considerar si deseas estructuras fijas o con seguidor, llamada también tracker.

Recurre a los expertos

Una vez que tengas tanto la parcela y el resto de los pasos mencionados, es hora de que acudas a los especialistas. Aunque parezca un proceso sencillo, su instalación debe ser gestionada por expertos; pues puede convertirse en un proceso complicado y algo costoso si se pone en manos inexpertas. 

Pero ¿existen otras opciones para quienes no pueden montar un huerto solar propio? Sabemos que no todas las economías se pueden adaptar a este tipo de dinámicas por sí solos; por ello, en estos casos, se recomienda optar por huertos que ya hayan sido instalados o acceder a pequeñas parcelas en venta.

¡Sí! La demanda por estos huertos solares ha crecido tanto en los últimos años que, actualmente el mercado pone a disposición “parcelas de segunda mano”. ¿La gran ventaja? Comienzas a producir energía inmediata sin necesidad de invertir  tiempo en instalaciones.

¿Cuántos tipos de huertos solares hay?

Se pueden identificar 2 tipos o clases de huertos solares. Los que tienen objetivos comunitarios y los comerciales. Como puede evidenciarse, estas instalaciones no sólo se diferencian por su propósito, sino por la extensión de su infraestructura.

Por un lado, los consumidores de los huertos solares comunitarios se abastecen directamente de sus instalaciones. Estos pueden ser, propietarios de viviendas, pero también, empresas ubicadas en polígonos industriales. Y por el otro, la energía de huertos comerciales, es vendida para el servicio público.

Estos huertos solares vendidos a las distribuidoras eléctricas, albergan tienen una capacidad que alcanza los 2.000 MW. Mientras los huertos comunitarios generan máximo, 5 MW. Incluso, no es de extrañar ver huertos con menos de 100 kW de capacidad.

Ventajas de tener un huerto solar

Hasta ahora ha quedado claro que, a nivel económico, un huerto solar tiene múltiples beneficios; sin embargo, es importante destacar que, para España, esta alternativa ecológica tiene muchas más ventajas. Nuestro país es uno de los territorios que mayor luz solar recibe al año. ¿Por qué no aprovecharla?  Además: 

  • La energía proveniente del Sol es la mayor fuente de energía limpia y renovable, que no contamina, ni se agota. 
  • La tecnología permite la instalación de un huerto solar de manera fácil y eficiente.
  • La inversión a mediano y largo plazo del huerto solar, es menor que hacerla en otras energías.
  • La energía solar canalizada por una planta fotovoltaica es la fuente ecológica con mayor despeje, con menos trabas y más subvenciones.

Incluso, se estima que aproximadamente 1 hectárea de estos huertos paneles puede generar un consumo eléctrico hasta para 100 familias.

¿Los huertos solares son rentables? 

Como ya hemos señalado, el impulso por invertir en energía solar se debe al abaratamiento de los servicios, y a las ganancias posteriores. Sin embargo, al momento de calcular qué tan rentable puede ser como negocio, debes tener en cuenta algunas variables. 

En principio debes evaluar qué tanta luz solar recibe el espacio donde se instalará el huerto. Como indicamos antes, España es uno de los países del mundo que recibe más energía solar; no obstante, hay zonas más privilegiadas que otras. Para realizar esta evaluación, tan sólo ponte en contacto con nosotros y realizaremos tu estudio totalmente gratuito.

La rentabilidad también dependerá del tamaño de la parcela o terreno, con este dato, podrás determinar el número concreto de paneles e inversores. Estos últimos son los encargados de transformar en corriente alterna, la corriente continua.

Es decir, definir cuáles serán los equipos y herramientas para una instalación en concreto, te permitirá hacer los cálculos a corto plazo del precio; y por tanto, cuán rentable podrá será a mediano y largo plazo.

Un ejemplo para calcular la rentabilidad

Si tienes un terreno donde te gustaría hacer una inversión mediante la energía solar, dale un vistazo a esta referencia. En este ejemplo vamos a suponer una instalación de 1030 kW de potencia. Para ello, necesitaremos una superficie o espacio de 9200 m2 aproximadamente.

Un proyecto como este, puede tener un coste cercano a los 620.000 €. Aunque parezca un precio algo elevado, debes tener en cuenta que, esta inversión podría amortizarse en menos de 10 años. Para ese momento, ya has obtenido no uno, sino múltiples beneficios, tomando en cuenta que la vida útil es de 25 años.

Para este dimensionamiento podríamos estimar que la producción solar podría ser de 1600 MWh anuales. Si se vende esta energía al precio actual del mercado eléctrico (poco más de 50 €/MWh) y la multiplicamos por la producción, nos daría unos 80.000 € anuales brutos.

Si deseas hacer proyecciones, deberás estimar un aumento del 2% sobre el precio de la energía por año. A la cifra final, hay que hacerle el descuento de los impuestos y peajes anuales. Así también, se deberá tomar en cuenta la degradación y mantenimiento de las placas solares.

Sobre la degradación de los paneles fotovoltaicos…

Aunque la vida útil de estos módulos fotovoltaicos sean de hasta 25 años, es imposible que estos no se degraden o cambien con el paso del tiempo. Sin embargo, esto también dependerá del tipo de panel elegido para la instalación. En general, se estima que se puede perder un 0,5% de la producción anual.

En cuanto a los costos de mantenimiento, podemos estimarlo en 5 €/kWp anuales, cifra que equivale a un poco más de 4.000€ al año. Esta cifra podría aumentar con el pasar del tiempo; por ello, recomendamos calcular los gastos por mantenimiento un 1% más cada año.

Invierte de la mano de Enerpro

Así que si tienes un terreno al que le quieres sacar provecho, entonces es el momento perfecto para contactar a Enerpro. En esta empresa contamos con una vasta experiencia en instalaciones de huertos y servicios pre y postventa. Nos encargamos de todo, mantenimiento, garantías, envío de consumo, etc. 

De hecho, como las energías renovables como la solar están en exponencial crecimiento en todo el mundo, que han habilitado ayudas económicas. Un ejemplo de ello se da en ciudades como Jaén, Málaga, y toda Andalucía donde la luz solar beneficia enormemente el montaje de estos huertos solares.

Y si no sabes cómo proceder con las subvenciones, en Enerpro también asesoramos y gestionamos el papeleo. ¡Anímate a invertir en el futuro, no te dejaremos colgado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba