¿Cómo funcionan las placas solares fotovoltaicas?

La compra de placas solares fotovoltaicas ha aumentado en los últimos años, especialmente en España. Pero ¿a qué se debe el incremento de esta necesidad? En principio, porque estas suponen un ahorro en la factura de la luz; pero además, por la necesidad de responsabilizarse por el cuido del medioambiente.

Lo asombroso de esta nueva actitud frente a la adquisición de esta energía renovable, es que no sólo es asumida por las grandes empresas; sino por pequeños establecimientos y hogares. Sin embargo, sabemos que no es una decisión fácil, sobre todo, por el desconocimiento y la inversión de tiempo y dinero.

Si te has planteado dar ese primer paso hacia el uso y aprovechamiento de la energía limpia, te conviene tener esta información. En este artículo, te explicaremos cómo es el funcionamiento, los beneficios y cuáles son las mejores placas solares para el autoconsumo.

Ventajas de las placas solares fotovoltaicas

La llegada de placas solares fotovoltaicas en países con mucha radiación como España, ha sido la solución para hogares y negocios en materia de ahorro. Tanto es así, que la Red Eléctrica Española asegura, que la energía que generó más  electricidad en el 2021, fue la fotovoltaica.

Pero ¿acaso sabemos en qué consiste esta energía? La llamada energía fotovoltaica es el resultado de la transformación o conversión de la energía solar en la eléctrica. En ese sentido, cuando hablamos de autoconsumo, nos referimos a la producción particular de esta energía, a través de paneles o placas solares.

¿Sus ventajas? Muchas. Tal y como indicamos al inicio, la razón principal que hace que esta energía tenga cada vez más seguidores, es el ahorro. Pues, al instalar estas placas, se estaría haciendo una sola inversión, que se amortiza rápidamente, y que llevaría a 0 la factura de la luz. Pero además, porque:

  • Existen subvenciones de placas solares. Hay subsidios para todo el proceso de instalación de cualquier tipo de paneles.
  • Su energía es 100% renovable. No hay efecto invernadero, ni huella de dióxido de carbono.
  • 0% contaminante. Como no producen ningún tipo de sonido, tampoco hay contaminación sónica.
  • Son económicas. Como son elaborados con silicio, un material abundante y fácil de conseguir, su costo es menor.
  • Requieren poco mantenimiento. No es necesario limpiar constantemente los paneles; no obstante, es muy sencillo hacerlo.
  • Se pueden compensar los excedentes. Aquella energía eléctrica producida, pero no autoconsumida. Podrá ser cancelada, según el RD 244/2019.

Como su nombre lo indica, las placas solares aprovechan toda la energía de cada partícula de luz para generar electricidad. De esta forma, los negocios u hogares, obtienen energía limpia y renovable de forma eficiente y rentable.

Conoce cómo funcionan las placas solares fotovoltaicas

Para empezar, las placas solares están compuestas por múltiples unidades de transformación denominadas celdas fotovoltaicas o células solares. Por lo general, en cada placa hay aproximadamente, 60 celdas. Cada una de estas, miden 10 cm², y tienen un grosor de 4 cm. Aunque esto puede depender del fabricante.

¿De qué material están hechas estas placas?

Están hechas de semiconductores como el silicio. Este elemento metaloide, es considerado el segundo recurso más abundante que existe en la Tierra, después del oxígeno. Considerado así, un recurso económico. También se usa para múltiples procesos:

  • Construcción de ladrillos
  • Elaboración de cemento.
  • Fertilizante para agricultura.
  • Fabricación de vidrios.
  • Elaboración de lentes de contacto e implantes mamarios.

Pero además, estas pequeñas celdas se componen de impurezas trivalentes, llamadas también “aceptoras”, un semiconductor tipo “p”. En este caso, el conductor supera, en cantidad, los electrones libres. De esta manera, los portadores mayoritarios son los huecos y los minoritarios, son los electrones libres.

Cuando los fotones comienzan a incidir en cada célula hecha de silicio, entonces se liberan todos los electrones. Aquellas líneas divisorias de las células se encargan de dar dirección a cada electrón hacia sus conductores principales. Y la terminal, de trasladar la carga dando paso a la electricidad o corriente eléctrica.

¿Cómo es un proceso de instalación?

En principio, se debe hacer un diagnóstico de aquellos aspectos que pueden influir en la instalación. Esto puede darse tras una visita del experto instalador. Una vez el informe final esté listo, se hará el proyecto definitivo con la documentación correspondiente para gestionar los permisos de instalación.

Obtenida la autorización otorgada por el ayuntamiento, se procederá con la evaluación y separación de los materiales fotovoltaicos. Así como la redacción de la documentación sobre los factores de seguridad, coordinación y preparación de la logística de instalación del sistema fotovoltaico.

Proceso para obtener energía fotovoltaica

Como bien sabemos, la cantidad exacta de esta fuente de energía a través de paneles fotovoltaicos, estará sujeta al tamaño de cada célula. Mientras más pequeña sea esta, menor será la producción de electrividad, y cuanto mayor sea su tamaño, mayor será la corriente eléctrica. 

Además de disponer las placas para recibir esta energía renovable, esta instalación solar fotovoltaica es acompañada de otros elementos que permiten el funcionamiento sistémico efectivo. Parte de los materiales imprescindibles son:

  • Inversor solar o de red.
  • Contador bidireccional.
  • Baterías recargables.
  • Regulador de carga.
  • Cableado eléctrico.
  • Estructura o soporte.

Por lo general, el tiempo promedio de instalación varía según el tamaño de esta. Una instalación en un espacio pequeño puede durar 2 días, pero si la instalación es de tamaño medio, puede durar hasta 10. En ese sentido, un proceso completo para darle funcionamiento a las placas solares, es el siguiente:

  • Se preparan las correspondientes medidas de seguridad en el lugar, previas al proceso de instalación.
  • Se recibe y evalúa el material fotovoltaico, y se comienza la instalación, fijando la estructura al espacio de la cubierta.
  • Fijada la estructura, se comienza el proceso de colocación de cada placa solar.
  • Luego se procede con la instalación eléctrica; es decir, el cableado, las canalizaciones, el inversor, las conexiones, etc.
  • Una vez puestas las placas, los fotones generados por la radiación solar incidirán directamente en estas placas solares.
  • Las células o celdas fotovoltaicas transformarán la radiación obtenida en energía eléctrica.
  • La corriente continua obtenida, atravesará del inversor solar, que a su vez, será el encargado de transformarla en corriente alterna.
  • Esta corriente alterna será distribuida automáticamente, en función al consumo demandado. Los excedentes se inyectarán a una red eléctrica o se almacenarán en la batería.
  • Si la energía generada por las placas no cubre suficientemente la demanda, entonces podrá ser compensada con la referida red eléctrica o batería.

Comprobado el correcto funcionamiento, se comienza con la legalización, que podrá variar según el tipo de placa. No obstante, el proceso más sencillo implica realizar un registro en el organismo correspondiente que certifique la instalación. Así como también, gestionar trámites en la compañía contratada.

Placas solares: factores a tomar en cuenta en una instalación

Ahora que ya sabemos cómo es el funcionamiento de esta alternativa 100% renovable, podemos tocar otros aspectos de su instalación. Si deseas instalar paneles en tu casa o negocio, debes considerar estos 3 factores. Cualquiera de estos puede afectar la recepción de luz o radiación de forma directa:

  1. Ubicación. Si se dispondrán las placas solares en algún tejado, se debe evitar instalarlas en lugares donde no haya proyección de sombras. También deben estar en espacios donde no hayan posibles daños o caídas de residuos. 
  2. Inclinación y orientación. Si se dcide orientar las placas solares hacia el sur e inclinadas unos 30º, el aprovechamiento será mayor. La instalación correcta de estos paneles es considerado un factor determinante en la efectividad de cada sistema fotovoltaico. 
  3. Situación geográfica. En lugares donde hay mayor radiación es donde será más efectivo el desempeño de los paneles; en Murcia y Andalucía, por ejemplo. Sin embargo, una compañía experta puede aprovechar cada rayo de luz solar.

Estos factores y otros de menor impacto, son los que hay que prever al momento de diseñar un proceso. De esta manera, se podrá conseguir un rendimiento óptimo de la instalación así la zona geográfica sea menos incidida por la radiación del Sol. 

Luz fotovoltaica en un día nublado ¿Cómo funciona?

La corriente eléctrica producida por la acción de placas solares fotovoltaicas, está destinada al autoconsumo o para ser vertida en la red. No obstante, cuando hay días nublados, de lluvia o durante las noches, las placas dejan de producir energía. ¿Eso quiere decir que se deja de recibir electricidad? ¡No!

Mientras el clima esté soleado, las baterías serán las encargadas de almacenar la energía sobrante que será consumida cuando haya nubosidad o cuando se necesite.

Tipos de placas solares fotovoltaicas

Siendo el silicio el elemento determinante que dictamina las diferencias entre los diferentes tipos de placas solares fotovoltaicas. Pues, cuanto más puro sea el  metaloide, mayor será el rendimiento ofrecerá del panel. En ese sentido, estos pueden ser:

  • Monocristalinos. Su calidad superior permite absorber la radiación de manera tan óptima, que puede durar hasta 50 años y adaptarse en zonas con menor luz solar.
  • Policristalinos. A diferencia de los monocristalinos, estos paneles sugieren un ahorro en la fabricación e instalación. No obstante, es menos eficiente en cuanto a la generación de corriente eléctrica.
  • Amorfos. Estos son fáciles de identificar debido a que no están divididos por celdas, sino que vienen en una sola pieza fotoeléctrica; por ello, y por lo delgado de su grosor, son los más económicos del mercado. 

Tomando en cuenta que la luz del Sol tarda casi 8 minutos para tener contacto con nuestro planeta, y sólo unos pocos segundos para incidir en los paneles. Incluso, 1 hora de radiación equivale al consumo total anual de electricidad de la Tierra. ¿Piensas seguir desaprovechando este recurso de la naturaleza?

¿Cuál es el mantenimiento de una placa solar fotovoltaica?

Lo bueno de este producto, además de permitirnos ahorrar a largo plazo y colaborar con el cuido del medio ambiente, es su mantenimiento. Gracias a su resistencia y durabilidad, lo único que necesita es agua, jabón y disposición. Sí, así de fácil.

Sin embargo, no se recomienda el uso de materiales de limpieza o detergentes  muy agresivos, pues estos podrían dañar la superficie de la placa. También se  aconseja el uso de una esponja húmeda y suave que permita retirar la suciedad sin complicaciones. Además es importante tener en cuenta:

  • Retirar el resto de jabón que quede en las placas.
  • Evitar limpiar las placas los días de brisa y viento, porque el polvo es arrastrado hasta la superficie y esto complica el proceso.
  • Prescindir del uso de mangueras a presión parea la limpieza, ya que el daño podría ser irreparable.
  • Tener precaución mientras se realiza la limpieza.

De todas formas, su mantenimiento sólo puede ser necesario 3 o 4 veces en todo el año, a menos que haya polvo en la zona. Por otro lado, el inversor si requiere de una revisión más precisa, pero para eso están los expertos. Con una revisión anual es más que suficiente.

Sácale ventaja a la energía solar

Si ya te decidiste y quieres invertir en unas placas solares fotovoltaicas, este es tu momento. Pero si no sabes cómo iniciar este proceso, contacta a Enerpro. Esta empresa cuenta con una larga experiencia en servicios pre y postventa, sin importar cuál sea su necesidad: mantenimiento, envío de consumo, garantías, etc. 

¡No te dejarán colgado! No dejes pasar esta oportunidad, aprovecha la energía solar en Murcia, Andalucía y en toda España, recuerda que hay facilidades de pago y subvenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba