Las placas solares son elementos que han tomado gran importancia en el mundo actual. Pero, ¿en qué consisten? Si no lo sabes aquí te lo explicaremos. Y no solo eso, también te contaremos sobre su utilidad y los diferentes tipos de paneles que existen. 

Placas solares y su función

Antes de hablarte de las placas solares, queremos hacerte un pequeño resumen de qué son las placas solares, su funcionamiento y tipos.

¿Qué es un panel solar?

Los paneles solares o placas solares son módulos que se encargan de captar la energía de la radiación de sol para su uso. Esta categoría comprende a:

  • Los colectores solares, que se utilizan para producir agua caliente para el hogar a través de la energía solar térmica.
  • Y los paneles fotovoltaicos, que son empleados para producir electricidad por medio de la energía solar fotovoltaica

La mayoría de los casos están formados por células fotovoltaicas hechas de arseniuro de galio o de silicio cristalino.

¿Cómo funcionan?

Ahora te contaremos cómo funcionan los paneles solares. Estos se encargan de captar la radiación solar aprovechando el efecto fotovoltaico. 

Las células solares están compuestas por una capa de fósforo y silicio que aportan una capa de boro con carga positiva y una con carga negativa. De esta forma consigue que las celdas solares posean dos cargas y así generar electricidad. Sin estas dos cargas no se podría producir la generación eléctrica. 

Al iniciar esa corriente eléctrica, los electrones se mueven de su órbita y son lanzados hacia el campo eléctrico que generan las placas fotovoltaicas. Todas las células trabajan conjuntamente, generando una corriente eléctrica que puede ser aprovechada en las viviendas, gracias al inversor.

Tipos de Placas Solares

Los tipos de placas solares existentes son: 

  1. Placas solares fotovoltaicas

Son módulos que convierten la energía solar en electricidad, debido a su efecto fotovoltaico. 

Funcionan como placas solares de autoconsumo que se encargan de absorber la energía solar fotovoltaica. Una vez que es captada, el inversor convierte la corriente continua en alterna para que pueda ser consumida. 

Si la instalación es aislada, necesitarás de unas baterías solares para acumular toda la energía y utilizarla durante los días nublados o la noche. Si dicho sistema posee acumuladores fotovoltaicos, necesitarás contar con reguladores que puedan controlar la carga y descarga de las baterías.

  1. Placas solares térmicas

Conocidas también como colectores solares. Son los que toman la radiación que produce el sol para brindar calefacción a un hogar y proporcionar agua caliente en la misma. De hecho, estos módulos son denominados ACS (Agua Caliente Sanitaria) debido a esta razón.

En otras palabras, esta tecnología, convierte la energía solar en energía calorífica, la cual es almacenada como fluido. Así se obtiene agua caliente y calefacción de una forma renovable y ecológica. 

  1. Placas solares híbridas

Estos módulos son la combinación de dos tecnologías: la térmica y la fotovoltaica, frente a los paneles fotovoltaicos y los térmicos que, normalmente se instalan por separado. De allí surge la placa solar híbrida, que puede generar calor y electricidad al mismo tiempo. 

Cuando los colectores obtienen un 8% a un 15% de radiación del sol, la transforman en electricidad y otra parte en calor, produciendo calefacción y agua. 

Ventajas de los paneles en casa

Las ventajas de la instalación de placas solares son los siguientes:

  • Es renovable. Siempre contarás con energía del sol. 
  • Abundante. El planeta tierra recibe alrededor de 120 mil terawatts de radiación por parte del sol. 20 mil veces más de la que necesita el mundo.
  • Es amigable con el ambiente, debido a que no causa contaminación.
  • Está disponible en todo el mundo, aun en países que se encuentran en el hemisferio norte, incluso cerca de los polos. 
  • Reduce los costos en electricidad. Tiene medidores bidireccionales que pueden hacer que la energía que consume de más una vivienda sea regresada a la red eléctrica. 
  • Sistemas compartidos. No todas las viviendas tienen la capacidad de instalar placas solares por cantidades. Por ello se han creado jardines solares comunitarios, de manera tal que la gente pueda anexarse a esos jardines y ahorrar electricidad.
  • Es silenciosa
  • De bajo mantenimiento. Lo único que se requiere es la limpieza.

Su innovación en física cuántica y en nanotecnología, lo convierten en la esperanza para conseguir tres veces más energía mediante paneles solares cada vez más pequeños. 

Instalación placas solares

Para la instalación de placas solares debes tomar en cuenta los siguientes detalles. 

  • El tipo de módulo que necesitarás, el espacio disponible, la orientación e inclinación. 
  • ¿Cuántos paneles solares necesito para mi vivienda? Esto dependerá de tu consumo y como es repartido a lo largo del día. Por ejemplo: una vivienda que consume hasta 2.000 kWh puede necesitar una cantidad de 2 a 5 paneles. Cuando el consumo es de 2.000 – 5.000 kWh son de 5 a 9 módulos.
  • Contar con una serie de permisos y autorizaciones. Este se divide en dos partes: lo que debes tener antes de la instalación y los trámites que tienes que realizar después. Entre estos permisos debes contar con un esquema de instalación el cual debe ser realizado por un instalador autorizado. Además de, inspecciones y otros procesos.
  • El precio de placas solares y de la instalación. 

Como puedes ver la instalación de un panel solar no es algo que se hace a la ligera. Pero, sin duda alguna es la mejor opción. Las Placas Solares aportan un 10% del consumo de toda la energía que requieres diariamente. 

Y ahora que sabes qué es y cómo funciona un panel solar estarás de acuerdo con nosotros. Este es un sistema ecológico que no contamina y no consume ningún tipo de materia prima. Es la inversión económica del futuro. 

Por ello, te aconsejamos que te pongas en manos de un profesional que pueda asesorarte sobre este tipo de sistema. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba